top of page
  • Foto del escritorMickey López

The Hedda Hopper’s Show

Nostalgias de mi Facebook…

Los Ángeles, California (EE.UU),

noviembre 6, 1939-2019:

Tal día como hoy, hace 80 años, la cadena

CBS Radio estrenó The Hedda Hopper’s Show,

cuya anfitriona llegaría a ser la chismógrafa

farandulera más famosa de todos los tiempos

y una de las figuras más influyentes de Hollywood.


Hedda Hopper (n. en Hollydayburg, Pennsylvania, mayo 2, 1885 – m. en Hollywood, California, febrero 1, 1966) fue una destacada actriz que brilló durante la ya muy lejana era del cine mudo. Antes desarrollaba su actividad artística en compañías de vodevil. Aunque sobrevivió en la pantalla tras el advenimiento del sonido, ya desde mediados de la década de los ‘30 su carrera había declinado considerablemente. Durante aquella etapa de actividad actoral ininterrumpida, logró desarrollar una filmografía consistente en 146 películasgran parte de ellas cortometrajesrealizados entre 1915 y 1947.

El declive de su impacto en el cine, lógicamente también le significó la merma de sus ingresos económicos. Pero su suerte comenzaría a cambiar cuando logró que el importante diario Los Ángeles Times le encomendara una columna en que comentara las andanzas de las estrellas de la pantalla, a la que ella bautizó como Hedda Hopper’s Hollywood y comenzó a publicarse el 14 de febrero de 1938.

Su estilo atrevido, mordaz y, muchas veces irreverente, causó sensación entre los lectores. Tal acierto le abrió las puertas de la poderosísima cadena radial CBS, que la contrató para que instituyera un programa de media hora, tres días a la semana, que siguiera la misma línea de su columna, teniendo como patrocinadora la firma Sun Kist Gowers, Inc. Aquella audición concluiría su ciclo en 1942. Pero, a través de la misma cadena y con la misma auspiciadora, lo reanudaría durante el período 1944-1945, esta vez una vez a la semana.

Poco después, septiembre 10, 1945, pasó a la competidora ABC Radio, donde mantuvo This is Hollywood hasta octubre de 1947. A lo largo de estos años ante los micrófonos radiales, de la misma manera en que se granjeó millones de seguidores, también se ganó numerosos detractors y enemigos. Fueron publicitadísimos los feudos que mantuvo con Charles Chaplin, Joseph Cotten, Joan Fontaine, Cary Grant, Hatherine Hepburn, Zasu Pitts, Randolph Scott, Spencer Tracy y otras celebridades. También, su rivalidad con Louella Parsons (1881-1972), la otra súper estelarísima comentarista farandulera, con quien se disputaba la corona de «Reina delChisme de Hollywood».

Hedda Hopper, cuyo nombre verdadero era Elda Furry y quien mantuvo definitivamente, con propósitos profesionales, el apellido de De Wolf Hopper, quien fuera su esposo durante el período 1913-1922, alcanzó la cima de la popularidad cuando llevó su programa a la pantalla chica, The Hedda Hopper’s Show, de 30 minutos, que la cadena NBC TV emitió entre el 4 de octubre de 1950 y el 20 de mayo de 1951. Aquella experiencia le facilitó el reinicio de su actividad cinematográfica. Desde entonces tuvo intervenciones especiales en películas como Sunset Boulevard (1950); Pepe (1960); The Right Approach (1961); The Patsy (1964) y The Oscar (1965). También en episodios de exitosas teleseries, especialmente Goodyear Playhouse (NBC TV, 1953) y, de CBS TV, I Love Lucy (1955); Playhouse ‘90 (1957); The Beverly Hillbillies (1964), etc.

El 10 de enero de 1960, NBC TV transmitió el especial Hedda Hopper’s Hollywood que alcanzó altísimo índice de sintonía. Aquella producción tuvo como invitados a Lucille Ball, Walt Disney, Janet Gaynor, Bob Hope, Hope Lange, Anthony Perkins, Debbie Reynolds, James Stewart y Gloria Swanson, a quienes ella entrevistó.

Mientras tanto, su columna en Los Ángeles Timescontinuaba publicándose y otra sindicada aparecía en diarios de muchos países traducida a sus respectivos idiomas.

Aunque Walter Winchell (1897-1972) todavía sigue siendo reconocido como la figura cimera de la chismografía farandulera norteamericana, entre las féminas el título de Reina en esa especialidad siempre se lo dispurarían Hedda Hopper y Louella Parsons. Nadie las ha superado en lo que respecta a arraigo masivo cultivando este tipo de crónicas. q


Kommentare


Destacados

bottom of page