top of page
  • Foto del escritorMickey López

¿Recuerdan a Sebastián Palomo Linares?

Abril 27, 1947: ¿Recuerdan a Sebastián Palomo Linares,

el vitoreado torero que fuera galán de Marisol en la película Solos los dos en 1968? Hoy jueves hubiera cumplido 70 años

de edad… pero no pudo festejarlos, porque lamentablemente falleció apenas tres días antes, el lunes 24.


Su apellido materno verdadero era Martínez, pero al iniciar su carrera en los ruedos, en 1964, se le estampó el de Linares, que evoca a la provincia andaluza de Linares, de donde era originario. Su ascenso fue vertiginoso. Había surgido en el ambiente taurino en momentos en que el máximo ídolo de la fiesta brava era el temerario Manuel Benítez Pérez «El Cordobés» y, al cabo de par de años de faenas en las plazas, ya se le profesaba un fervor colectivo comparable al que éste disfrutaba. Como era de esperarse, el cine no se hizo esperar para reclamarlo para que compartiera su estrellato con el llamado Séptimo Arte. Su primera experiencia ante las cámaras fue con una intervención en el documental Historia de la fiesta (PICASA, 1965), de Manolo Ozores, sobre el ambiente en que se desenvolvía y triunfaba. Pero, ya a nivel actoral y protagónico, su debut oficial aconteció poco después vía el drama Nuevo en esta plaza (Pedro Masó Producciones Cinematográficas, 1965), bajo las órdenes de Pedro Lazaga, compartiendo créditos primarios con Cristina Galbó y Julia Gutiérrez Caba. Este largometraje llegó a las salas de exhibición españolas el 26 de mayo de 1966. Su siguiente película fue la que lo dio a conocer en América y, de hecho, sería la más taquillera y más recordada de las siete que conformarían su filmografía: Solos los dos (Manuel J. Goyanes & Guión, PC, 1968), dirigida por Luis Lucía, estrenada en España el 26 de diciembre del año de su rodaje y, en América, distribuida por Warner Brothers, a partir de abril de 1969. Obviamente, a su éxito colaboró de manera determinante el hecho de que tuvo una pareja romántica de lujo: Marisol, entonces en la cima de su fenomenal carrera artística. Naturalmente, la actividad actoral de Sebastián Palomo Linares, tanto en el celuloide como, más tarde, en la pantalla chica, siempre fueron un complemento en su carrera taurina, que era la que realmente le apasionaba. En todas su películas se caracterizó a sí mismo. Además de las ya mencionadas, las otras son: Un señora estupenda (1970); Autopista (1972); La Carmen (1973) y Queridísimos ‘93 (1993). En la pantalla chica, tuvo intervenciones en numerosos episodios de series y programas de variedades de Televisión Española / TVE. Ejemplos: Así te quiero ver (1984); Inocente, inocente (1993); ¡Ay, Lola, Lola, Lolita! (1995); Los ladrones van a la oficina (1996); Memorias de la tele y 50 años de… (2010), etc. Originados en Antena 3: Simplemente Mayrapresentado por la cubana Mayra Gómez-Kemp ‒ (1990); Con luz propia (1995); Pasapalabra (2011), etc.


Junto a Manuel Benítez Pérez «El Cordobés», formó

la dupla de toreros más exitosos e idolatrados

en el mundo durante las décadas de los ‘60 y los ‘70, manteniéndose activo en los ruedos hasta 1999.


Sebastián Palomo Linares (n. en Jaén, Linares, abril 27, 1947 – m. en Madrid, abril 24, 2017), cuyo padre era obrero de minas, tuvo una niñez colmada de privaciones, consecuencia del período de la postguerra. Desde antes de entrar a la adolescencia trabajó como aprendiz de zapatero. Ya para entonces acostumbraba acudir a tentaderos y capeas, donde se aficionó al arte del toreo. Durante su etapa como maletilla, por su astucia y vivacidad se ganó el remoquete de «El Rata».


Luego de ganar un concurso de novilleros en la Plaza Vista Alegre, de Madrid, el 20 de julio de 1964, debutó como torero profesional con picadores en Ondara, Valencia, el 3 de enero de 1965. En aquella ocasión cortó cuatro orejas en un encierro de la Ganadería Núñez Guerra, compartiendo con Gregorio Tébar Pérez «El Inclusero» y Vicente Punzón.


Sebastián Palomo Linares recibió la alternativa en la Plaza de Valladolid, el 19 de mayo de 1966, siendo Jaime Ostos su padrino y Juan García Jiménez «Mondeño» su testigo, con toros de la ganadería de Salustiano Galache. A «Feíllo», un bravo toro negro, con el número 9 y de 448 kilos, le cortó las dos orejas. Igual hizo al toro con que cerró la plaza.


Confirmó su alternativa en Madrid, el 19 de mayo de 1970, conFranxcisco «Curro» Romero López como padrino y Juan José García Corral como testigo, lidiando cinco toros de la Ganadería Antonio Pérez Angoso y uno de Antonio Pérez de San Fernando. Del primer hierro fue el toro de la ceremonia, «Presumido», negro listón, número 87, de 555 kilos de peso, con el que el de Linares no se acopló. En 1970 cortó las dos orejas a un toro miura en Sevilla.


La faena que instrumentó en la Plaza de Las Ventas al toro «Cigarrón», negro meano, número 21, con 566 kilos de peso, perteneciente al hierro de Atanasio Fenández, comenzó a alimentar su leyenda. Dos trofeos más conseguiría con el otro toro de su lote durante la tarde del 22 de mayo de 1972, cuando compartió cartel con Andrés Vázquez y el mexicano Francisco «Curro» Rivera Agüero. Hacía 37 años que no se cortaba un rabo en Madrid. Aunque este hito suscitó una intensa polémica en el mundo del toreo, significó una fecha histórica para Palomo Linares, quien se convirtió en un fenómeno social.


Sebastián Palomo Linares tuvo tres períodos de retiro de los ruedos: 1982-1983, 1985-1993 y, definitivamente, a partir de 1995aunque varias veces volvió a lucir el traje de luces para participar en funciones benéficas. Sin embargo, jamás se desvinculó del deporte taurino. En 1969, junto a Eduardo Lozano, compró la Ganadería Pérez Tabernero, una de las más prestigiosas de España, fundada en 1895 y que, a partir de entonces, fue rebautizada con su nombre. Aunque en 1997 le vendió la mitad de sus intereses a su socio, la misma continuaría identificándose como Ganadería Palomo Linares.


Paralelamente a su faceta como torero y empresario taurino, este idolatrado matador se destacó como pintor ycoleccionista de armas de fuego. Realizó exposiciones de sus cuadros en diversas galerías del mundo. La mayoría de sus pinturas son inspiradas en su vida en los ruedos y en la llamada fiesta brava. Durante sus últimos años se concentró en impulsar la carrera de su hijo, también torero, quien se identifica con su mismo nombre.


Estuvo casado con quien fuera famosa modelo colombiana Marina Danko Villalba desde el 26 de abril de 1977justamente ayer miércoles se hubieran cumplido 30 años de su matrimoniohasta el 30 de enero de 2012. Se había separado de su esposa en agosto de 2011 (al mes siguiente sufrió infarto cardíaco, del cual no demoró en recuperarse), tras 34 años de vínculo legal, antecedidos por ocho de convivencia. Frutos de su enlace con Marina son en antes mencionado Sebastián Jr. (n. en 1977); Miguel (n. en 1980) y Andrés (n. en 1988).


El fallecimiento de Sebastián Palomo Linares en el Hospital Gregorio Marañón, de Madrid, el pasado lunes, se atribuyó a complicaciones derivadas tras la operación a corazón abierto a la que había sido sometido poco tiempo antes. q

MLO / abril 27, 2017.


Comments


Destacados

bottom of page