top of page
  • Foto del escritorMickey López

Grace De la Vega (1953-1998)

Grace De la Vega (1953-1998):

Recordemos por un momento a quien fuera

la Primera «Mini-Vedette de Puerto Rico»,

triunfadora en un concurso que la inolvidable

panameña Silvia De Grasse organizó en

El show de las 12, en Telemundo / Canal 2 (1969).

Seguramente, excepto aquellos con pésima memoria o con sus cerebros en la “Luna de Valencia”, todos los boricuas normales que vivimos la década de los ‘70 recuerdan a Grace De la Vega (n. y m. en Santurce, mayo 16, 1953octubre 17, 1998), la graciosa y simpática adolescente que, a la edad de 16 años, resultó triunfadora en un concurso de enanitas bailarinas creado por la dinámica panameña Silvia De Grasseen el marco de su sección Los Alegres Tres, en El show de las 12, en Telemundo / Canal 2, en 1969. ¡Diablos, desde entonces ya han transcurrido 50 años!

Entre los premios recibidos por su triunfo, los más importantes fueron tener frecuentes participaciones como solista en emisiones de la sección que Silvia compartía con José Ernesto «El Negrito» Chapuseaux (su esposo) y el pianista Frank Damirón, junto a quienes integraba Los Alegres Tres, siendo presentada como «La Primera Mini-Vedette de Puerto Rico»; encabezar el cuarteto de bailarinas enanitas permanente del espacioque ocupaba la última media hora del programa (1:00-1:30 PM) ‒, mismo que


completaban las tres finalistas del concurso, Ana Rosa Carrasquillo, Edna Cordero y Luz María Fernández y participar, como invitada especial, en espectáculos de fiestas patronales y teatros encabezados por Silvia, Chapuseaux y Damirób. Con Los Alegres Tresllegó a presentarse en Nueva York, Chicago y Filadelfia. Grace De la Vega aseguraba medir 29 pulgadas de estaturapienso que, en realidad, estaba cerca de los tres pies, o sea, 36 pulgadasy, al ganar el concurso, pesaba 85 libras. Lucía gordita. Bailaba con mucha fogosidad, de manera muy cómica y gesticulaba con innata picardía, siempre muy sonreída. Por eso le cayó en gracia al público. Durante sus primeros tiempos en el ambiente farandulero tomó algunas clases de Canto con elprofesor Ramón Fonseca y de Congas con el maestro Antonio Cruz.

Ya independizada deSilvia De Grasse y Los Alegres Tres, su mejor año fue 1973, que comenzó con una invitación al estelar programa Sábado sensacional, que Amador Bendayán había instituido y animaba en Venevisión / Canal 4, en Caracas, Venezuela. Más adelante se presentó en la televisión dominicana y en un centro nocturno de Saint Thomas.

Su actividad en el mundillo farandulero se prolongó hasta 1976, cuando su estrella comenzó a apagarse. Seguramente, porque la acogida que el público le había dispensado descansaba, básicamente, en su simpatía y en la novedad que significaba su condición de enanita. No en genuino talento. Nunca se le consideró una figura verdaderamente talentosa. Ante tal circunstancia, optó por cursar una carrera en el campo secretarial, la cual concluyó en 1979. Tras graduarse, logró conseguir empleo en el Programa CETA ‒ Comprehensive Employment and Training Act ‒, con oficinas en el Edificio San Juan Tower, en Hato Rey, que mantuvo durante largo tiempo,

hasta que se le diagnosticó su padecimiento de cáncer. No obstante, muchos recordamos que, hacia 1983, había intentado retornar a la farándula, pero la suerte no le sonrió. Ya a mediados de la década de los ‘90 el cáncer le había invadido todo el organismo. Sus últimas semanas de vida las pasó recluida en el Hospital Pavía. Allí falleció el sábado 17 de octubre de 1998, sin ver materializado su anhelo de grabar un disquito sencillo con dos temas de salsa. A raíz de su fallecimiento, escribí un extenso reportaje sobre su vida que apareció en la edi


ción 1526 de la revista VEA. q

MLO / septiembre17, 2019.


Comentarios


Destacados

bottom of page