top of page
  • Foto del escritorMickey López

Celi Bee

Hace 40 años, 1977, Celinés cambió drásticamente

su imagen de popular figura de La Nueva Ola

boricua para convertirse en Celi Bee, estrella internacional de la “música disco”. Considero que entre las cantantes puertorriqueñas que han cimentado cartel estelar a nivel internacional, sólo tres pueden ufanarse depor lo menos durante determinadas etapashaber disfrutado de fama mundial, triunfando tanto ante los públicos hispanos, como ante los anglosajones, europeos y asiáticos. Estas son Irene Cara, Celi Bee y, muy especialmente, Jennifer López «JLo», quien hasta el día de hoy permanence sólida en la “cresta de la ola”.

Las carreras de otras triunfadoras, como Virginia López, Lucecita Benítez, Ednita Nazario, Yolandita Monge, Sophy y Olga Tañón, se han circunscrito a las audiencias hispanas aunque, alguna que otra vez, se hayan presentado ante públicos de otros orígenes.

El caso que ahora nos ocupa es el de Celi Bee, que considero muy interesante. Bautizada con el nombre Célida Inés Camacho Medina, hija de arecibeños y nacida en Brooklyn, Nueva York, el 10 de mayo de 1950dentro de par de meses cumplirá 67 años ‒, hizo sus pinitos artísticos cantando rancheras y boleros en los teatros hispanos de la Gran Urbe siendo muy niña. En Puerto Rico, emprendió formalmente su trayectoria profesional siendo quinceañera afiliándose al movimiento de La Nueva Ola, que entonces comenzaba a gestarse. Su nombre cobró fuerza a partir de 1965 cuando su grabación de Quiéreme (de Salvador Rosa, hijo), a dúo con Papo Román, llegó a la radio. Ese tema aparecería en su primer álbum, ¡A vivir! ¡A gozar! con Celinés y Papo Román / La Nueva Ola (Borinquen, DG-1021), editado en 1966. Bajo el nombre de Celinés alcanzó cierto nivel de popularidad gracias a sus participaciones permanentes en la sección La Nueva Ola que Marianito Artau animaba como parte del bloque de El show del mediodía, producido por Tommy Muñiz en WAPA TV / Canal 4. Sinembargo, por no haber sido incorporada al Club del Clan creado por el visionario e influyente Alfred D. Herger, que mantenía su sede en El show de las 12, en Telemundo / Canal 2, al igual que otras juveniles vocalistas muy talentosas, como Glorivee, Rosita Rodríguez, Omayra yGriselle Ríos, su carrera se desarrolló a la sombra de Lucecita e, incluso, de Lissette Álvarez. Aun así, todas ellas lograron granjearse fanaticada. A fines de los ‘60, nuestra reseñada formó dueto con quien fuera su esposo y productor musical, Pepe Luis Soto, con un éxito, digamos, discreto. Durante la época en que los festivales se pusieron de moda, ella resultó ganadora del Primer Premio en el Primer Festival de la Voz y la Canción de Puerto Rico celebrado en el Cinema 4, en Guaynabo, entre el 17 y el 19 de noviembre de 1972, interpretando la balada Yo quiero un pincel, compuesta por Pepe Luis. Sin embargo, su nombre aún no trascendía de la geografía nacional. La suerte le brindaría su mejor sonrisa a partir de 1977, cinco años después de esfumado el revoltoso movimiento nuevaolero y cuando ya nos arropaba la fiebre discotequera (“disco music” o “hustle”). Pepe Luis la subió a aquel cohete que la condujo a la Gloria. El proceso implicó un cambio total de imagen, comenzando por el de nombre. Así que del hispanísimoCelinés pasó al anglosajón Celi Bee. Adoptó un peinado masculino y una vestimenta nada conservadora y semejante a las características de las estrellas pop europeas. Y, en lo sucesivo, sólo cantaría en inglés. Esta vez, el soñado éxito contundente no se le hizo de rogar. Del primer álbum lanzado durante esta segunda etapa de su carrera, Celi Bee & The Buzzy Bunch (Orange / APA 77001) surgieron los jitazos Superman (originalmente popularizado por Herbie Mann) yOne Love, que alcanzaron difusión internacional. Pero las otras cuatro canciones incluidas en este LP, todas escritas por Pepe Luis, se bailaron hasta el cansancio en las discotecas: Closer, Closer, Hurst Me, Hurst Me, It’s Sad ySmile. Del siguiente álbum, Fly Me On the Wings of Love (APA 70002), lanzado en 1978, además del tema titular, también se colocaron en los escalafones de popularidad los tituladosHalf a Love (de Iran Koster, Teddy Randazzo & Victoria Pike) y Boomereng (de Pepe Luis) que, al igual que otro jitazo, Macho / A Real, Real One y los ya mencionados One Love y Superman también aparecería en la producción Celi Bee (CBS , 26AP 1329-TK), editada en Hong Kong para los mercados asiáticos. Blow My Mind (APA 70005), publicado en 1979, presentó las selecciones Dancin’ Nuts, It’s Love , Love Drops y Blow My Mind (de Pepe Luis); Donkey, Donkey (de Celi-Bee) y Give It to Me (de Óscar Llord). Este LP fortaleció su carrera a nivel mundial. Para entonces, ya nuestra compatriota recorría gran parte del planeta. Se asegura que, igualmente, el dinero le llovía gracias a la alta cotización de sus presentaciones. No obstante, su estrella comenzaría a apagarse a la par que la fiebre discotequera en el umbral del segundo lustro de la década de los ‘80. Y ante las nada halagadoras ventas de sus ultimas producciones discográficas, paulatinamente se fue alejando de los escenarios. Para su fortuna, supo hacer muy buenas inversiones que le permitirían vivir holgadamente tras divorciarse dePepe Luis. Desde 1985 trabajaría como profesora de Canto, voluntaria, en una escuela de niños pobres en Miami, Florida. Además de gran número de sencillos (45 rpm), su discografía incluye, entre otras recopilaciones, las tituladas Celi Bee (CBS 26AP 1329TK / 1978); Alternative Currents (Essential Media Group 942311332 / 1993); The Best of Celi Bee / For the Love if My Man (APA / Hot Productions, HTCD-32-2 / 1994); Hits Anthology (Essential Media Group 942311335) y Greatest Hits (Get Disconnected, DSC-5011 / 2008). q

MLO / febrero 5, 2017.

Comentários


Destacados

bottom of page