top of page
  • Foto del escritorMickey López

Edwin Gutiérrez Franco «Genovevo» (1936-1959): una promesa artística boricua ida a destiempo.

Por Miguel «Mickey» López Ortiz

De Mi Archivo de Artistas



Una de las carreras artísticas más breves - apenas dos años (1956-1958) - pero a la vez más vertiginosas que registra el ambiente artístico puertorriqueño, fue la de Edwin Gutiérrez Franco, talentosísimo comediante a quien no pocos de sus admiradores y compañeros en el quehacer televisivo visualizaban como sucesor del entonces recién fallecido Ramón Rivero «Diplo» (1909-1956).


El público lo conoció mejor por su remoquete de «Genovevo», que le fue estampado a raíz de que se incorporara a la legendaria “Piña de Tommy Muñiz”, como los artistas nacionales identificaban a los afiliados a los programas que ese inolvidable productor, actor y libretista había implantado en WAPA TV / Canal 4. «Genovevo» fue el personaje que don Tommy concibió para él y que nuestro reseñado fue capaz de desarrollar en tiempo récord. Se trataba de un chico bobo pero locuaz cuya vis cómica radicaba en su hablar fañoso.


El 5 de enero del presente se cumplieron 51 años de la prematura desaparición de este artista de quien tanto se esperaba. Su fallecimiento, a consecuencia de cáncer renal, aconteció en el Hospital Presbiteriano - luego Ashford Medical Center - en el sector santurcino de Condado, cuando apenas contaba con 22 años. No queríamos dejar pasar por alto esta conmemoración y, fieles a nuestra misión de enaltecer y no dejar caer en el olvido a nuestros valores patrios, hoy ofrecemos a nuestros lectores un repaso de su trayectoria.


Edwin Gutiérrez Franco «Genovevo» nació en Ponce, el 14 de agosto de 1936. Fue el quinto de los ocho hijos procreados por el matrimonio que formaron Pedro Gutiérrez Morales y Petra María Franco Santiago. Su formación artística fue totalmente autodidáctica. Hizo sus pinitos siendo niño participando en los montajes teatrales estudiantiles que se realizaban en el Colegio Ponceño. También le gustaba cantar y fue dentro de esta faceta que, en algún momento de su breve existencia, anheló descollar.


“Cuando todavía era un nene, entre 1949 y 1950, él participó en la obra ‘El anticuario’, que la Compañía Lope de Vega, que era muy famosa, presentó en el Teatro La Perla. Entiendo yo que si una agrupación dramática como esa, tan importante, lo seleccionó para darle un papel, fue porque los que la dirigían lo consideraban muy bueno. Después, él y yo formamos parte de un grupito de cantantes aficionados en la Ponce High”, nos cuenta su hermano Freddy, quien sí lograra destacarse como vocalista, habiendo pertenecido a reconocidas orquestas, muy especialmente la de César Concepción cuando esta era la de planta del Hotel Flamboyán y, posteriormente, ya fallecido su líder, bajo la batuta de Nicolás Nogueras.


Luego de concluir sus grados académicos regulares, Edwin Gutiérrez ingresó al Colegio de Agricultura y Artes Mecánicas de Mayagüez (CAAM). En ese recinto también participó en algunos montajes teatrales. Pero, convencido de que su verdadera vocación estaba muy alejada de la Agronomía o la Ingeniería, abandonó aquellos estudios y marchó a Nueva York para adiestrarse como camarógrafo, técnico y director de televisión en el American Radio & Television Arts Workshop. Esta vez sí logró obtener el correspondiente diploma.


Tommy Muñiz lo llamó para que se presentara como cantante en El show del mediodía, pero se trataba de una trampa,

pues su intención era contratarlo como comediante.


1. “Sin embargo, aunque a Edwin le encantaba todo ese campo, sus ilusiones no estaban detrás de las cámaras. Él quería destacarse como artista. Un día Tommy Muñiz, quien ya tenía referencias suyas, lo llamó para que, supuestamente, cantara en El show del mediodía. Pero, era una trampa que don Tommy le había preparado. Porque, cuando empezó a cantar, lo ‘colgó’ para imponerle el castigo de exhibirse cargando un cartel en la Plaza Colón, en el Viejo San Juan. El mismo decía algo así como ‘Estoy castigado por El show del mediodía’. La realidad era que a Tommy Muñiz lo que le interesaba era tenerlo en sus programas, pero como cómico y Edwin aprovechó aquella experiencia para demostrar el talento que tenía para la comedia”, prosigue narrándonos Freddy.


2. Resalta, además, el dato de que, en 1958, durante la entrega de los premios Agüeybaná de Oro, concedidos por el Festival de Popularidad Codazos que instituyera el locutor y productor cubano Osvaldo Agüero Fernández, su hermano cargó con el correspondiente a Comediante del Año - que le entregó Myrta Silva - mientras que él recibió el de Cantante Revelación. La gala de premiación se celebró en el Teatro de la Universidad de Puerto Rico.


3. Por su parte, el mayor de sus hermanos varones, Pedro Jr., comenta:


4. “Yo nunca he conocido a otra persona que tuviera tanta gracia para hacer chistes como Edwin. Él le sacaba punta a todo y quien lo veía, se ‘moría’ de la risa. Sin que me quede nada por dentro, me atrevo decir que, en sólo dos años, el logró lo que a otros comediantes les tomó o les hubiera tomado 20. Imagínense: en 1958 fue con un grupo de artistas al Teatro Puerto Rico, de Nueva York, donde un productor de cine mexicano lo vio haciendo su rutina cómica y cantando en inglés y rápido quiso llevárselo para México para trabajar en películas. Si nos se nos hubiera ido tan pronto, tarde o temprano lo hubiera hecho. ¡Habría llegado muy lejos!”


5. Además de sus participaciones de lunes a viernes en Telefiesta de la tarde - nombre original de El show del mediodía, rebautizado así en 1963 -, Tommy Muñiz encomendó a Shorty Castro los libretos para un espacio en pudiera lucirse como figura estelar: Catorce días alrededor del mundo. En sus presentaciones, tanto televisivas como personales, solía utilizar como contrafigura a su compueblano Carlos Rubén Ortiz o al cubano Raúl Delgado Cué.


6. Muy poco tiempo antes de su deceso, contrajo matrimonio

7. con Maritza Ruz, cantante de la orquesta de César Concepción.


8. Norma, la mayor de los ocho hermanos, recuerda que mientras estuvo recluido en el Hospital Presbiteriano, Tommy Muñiz y José Miguel Agrelot lo visitaban a diario.


9. “Don Tommy lo quería muchísimo y se portó maravillosamente con él. Nunca dejó de pagarle su sueldo y hasta manifestó su disposición de donarle un riñón. Son cosas que uno, como familia, no puede olvidar”, expresa con emoción.


10. Ya encontrándose muy enfermo, «Genovevo» contrajo matrimonio con la cantante Maritza Ruz, quien coincidiera con su hermano Freddy en la orquesta de César Concepción y, posteriormente, fuera vocalista del combo del pianista Johnny Conquet, con quien luego se casó.


11. Este ilustre ponceño, ido a destiempo, fue enterrado en el Cementerio Municipal de Ponce y al lado de su tumba aparece un busto que recrea su figura, cuyo costo fue sufragado por varios de sus compañeros artistas. El mismo fue entregado a la familia de «Genovevo» por Shorty Castro, uno de sus compañeros en la producciones de Tommy Muñiz. q



Entradas Recientes

Ver todo

Top 100 Hits Rumberos 1993

XXXXX • Alguien durmió en mi cama. - Jacinto Gantier (XXXX). Género: merengue, original de XXXX. • Alquílame el corazón. - José Alberto «El Canario» (KXXX). Género: salsa, original de XXX. • Amaneceré

Top 100 Hits Hispanos 1992

Adiós a la tristeza. - Guadalupe Pineda, mexicana (XXXX). Género: balada, original de XXXX. Amante corazón. - Antonio Cabán Vale El Topo (XXXX). Género: bolero, original del propio intérprete. Amor d

Destacados

bottom of page